lunes, 19 de septiembre de 2016

Fragmentos: "Ella"


"Decía ser muy espiritual pero siempre encontraba su felicidad en el baile, en la bebida, en las drogas y en el sexo. Por eso, a menudo me parecía que el yoga para ella era tan solo una manta con la que cubrir su propia desnudez. Justo la que me achacaba a mí. Cuando dejamos de ser amigas, no la eché de menos, aunque tampoco me arrepentí del tiempo que había pasado ayudándola y escuchando sus amargas quejas que resultaron, lo supe luego, pura invención. Cuando la volví a encontrar muchos años más tarde, su marido la había dejado, sus hijos no la hablaban, sus fieles amigas --aquellas por las que me traicionó-- habían muerto de sobredosis, de melanomas o hastiadas de la vida; ella había perdido casi todo el pelo y su piel estirada convertía su rostro en un mapamundi de sí misma. Pero lo peor eran sus ojos, los de un animal desvalido al que un ser indeseable, de los muchos que nos acechan, hubiera maltratado hasta dejar sin alma".

Fragmento de "Ella".

También puede interesarte:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...